La córnea permite que la luz penetre en el ojo. A medida que la luz pasa a través del ojo, el iris cambia su forma al expandirse y permitir que pase más luz o al contraerse y permitir que pase menos luz para cambiar el tamaño de la pupila. Posteriormente, el cristalino cambia de forma para permitir un enfoque cuidadoso de luz en la retina. La luz excita los fotoreceptores que, paulatinamente, mediante un proceso químico, transmiten señales nerviosas al cerebro a través del nervio óptico. Finalmente, el cerebro procesa estos impulsos nerviosos y los traduce en forma de visión. [University of Maryland Medical Center].

<< Regresar

TEST DE VISIÓN

APARTE SU CITA

CLIENTES SATISFECHOS

Siguenos en

Productos

Monturas

Lentes

Accesorios

Servicios

Consulta Optometría

Consulta de oftalomlogía

Procedimientos

Lasik

Servicios Empresariles (PSV)

Actualidad

Innovación

Diseño y Estilo

Enciclopedia Óptica

El Ojo

Defectos Refractivos

Lentes Oftálmico

Lentes de Contacto

Cirugíia Refractiva

Novaóptica Amalin / Hazbun

Historia

Sedes

Powered by roliaGroup 2011